Renato de la Riva

Director de teatro, actor, escenógrafo y maestro. 

En 1995 fundó el Foro Luces de Bohemia del que es Director.

Está considerado como uno de los mejores directores del teatro del absurdo por su profundo análisis y visión de las obras. La crítica especializada ha dicho: "Claramente un experto en Ionesco”… 

Estudió Arte Dramático en el Instituto Andrés Soler de la ciudad de México bajo la dirección de Luis Gimeno, en París, Francia con Jacques Lecoq y en Venecia, Italia, Comedia del Arte con Giuseppe Morassi. Asistió a talleres  de perfeccionamiento actoral con Hillary Ball, Ezio María Caserta, Nicolo Carlo Boso,  Héctor Mendoza y Antonio González Caballero.

Formó parte de la compañía de Enrique Alonso y posteriormente en la Compañía Nacional de Teatro dirigida por José Solé. Develó placa de las 1000 representaciones de la obra Impresiones de su propia autoría en el Teatro Jiménez Rueda a través de la Secretaría de Educación Pública dirigida por Manuel de la Cera


"XXXI ENCUENTRO NACIONAL de los AMANTES del TEATRO 2019"


El retablo jovial.

Aunque Alejandro Casona, en su época, tuvo sus seguidores y detractores (como siempre) no deja de ser quién es y como desde mis inicios dentro del teatro, estuvo presente, pues ya lo siento un tanto obsoleto.
La compañía “Adelante teatro” dirigido por Francisco Betancourt, nos trae “El retablo jovial”
Un trabajo sin grandes pretensiones, agradable y ligero. Algunos actores mejores que otros, pero cumple su cometido, hacer reír al público.
Bien

Escribiendo Don Quijote

Una manera muy graciosa de atraer al público pequeño, con las aventuras de Don Quijote, con un encantador y desbaratado Rocinante y un largo colmillo teatral de su director y actor, José G. Domínguez.
De Aguascalientes, la compañía “Tranvía Grupo Teatral” deleitó al público, desde la vistosa  y a la vez, sencilla escenografía a la muy correcta actuación de Sara Vanessa López y Carlos Humberto López.
Felicidades

 ¿Otro musical con jovencitos?

La compañía “Los Poetas Muertos” de Catherine Johnson, dirigido por América Islas y Julio A. López, nos presentaron DANCING QUEEN.

Con un escenario lleno de niños, algunos de ellos que casi empezaban a caminar, nos presentaron una “Mamma Mia!” inolvidable; podría arriesgarme a decir que de este grupo van a surgir verdaderos amantes y/o representantes de los futuros musicales. Se nota la mano que mece la cuna, una mano que los supo conducir muy bien en cuanto a sus coreografías y canciones.

Era imposible no soltar una carcajada cuando hablaban de sus experiencias amorosas y sus chistes pícaros y de doble sentido.

Cuando aparecían los más chiquitines, la exclamación general, de un teatro casi lleno, era automática. Claro, como siempre, lleno de papás, familiares y amigos, pero que en este caso, se han deber sentido muy orgullosos de sus pequeños.

Aquí si hubo trabajo, sensibilidad y gusto por lo que hicieron.

Muchas felicidades.
Renato de la Riva


Compañía Teatral Carpe Diem. Autor y director Octavio Islas Sandoval. Elenco de aproximadamente 16 jovencitos.

Hay estilos, o llámese corrientes teatrales, que no son santos de mi devoción, pero respeto todo aquello que sea teatro. Entiendo que el “Teatro Independiente” en general pueda pasar por infinidad de problemas: falta de presupuesto, distribución, apoyos etc., pero eso no significa que no sea profesional, como mucha gente piensa. Existen grupos independientes de gran altura y capacidad que pueden competir con los institucionales o comerciales.

El propósito del Festival “Los Amantes del Teatro” da cabida a todos los grupos y eso me parece muy bien... aunque muchos se opongan. Para esto, los que formamos parte del Comité de Análisis y Testimonio tratamos de orientar, impulsar, apoyar, en lo que nuestra experiencia puede, a los grupos. Y al dar nuestra opinión, los grupos decidirán si tomarla en cuenta o aventarla a la basura.

He sido un fanático de todos los musicales que he visto desde mi niñez, ya sea en películas o en escena, o  desde Nueva York a París.

En muchas ocasiones me ha tocado ver algunos en escuelas primarias y secundarias y puedo ser condescendiente ante el resultado.

Me atrevería a decir que "SOÑANDO CON MUSICALES" es de lo peor que he visto, sin dejar de reconocer que entre los integrantes puede haber  algún talento. Pero creo que se debe no al entusiasmo de los jovencitos, lo cual es innegable, sino a la mano que los conduce. Hablo de las actuaciones, sobre todo de los tres que supuestamente pretenden crear el montaje (no puedo dar sus nombres puesto que en el programa no indican quién hace qué). ¡Y las voces! ¿No tiene oído musical Octavio Islas? Si acaso una chiquilla se defendió a medias.

Y no hablemos de las desastrosas coreografías. Lo único que valió la pena, y muy a medias, fue Chicago.

Si... al final hubo muchos aplausos y bravos. ¿Qué esperaban de sus familiares?

Renato de la Riva


Papá está en la Atlántida.

Excelente inicio para el XXXI Encuentro Nacional de los amantes del teatro.

Obra de Javier Malpica, dirigida y actuada por Esteban Castellanos, junto con el actor Diego Martínez.  Periplo de dos niños, huérfanos de madre, en busca de su padre.

Realmente conmovedora historia llevada con un espléndido sentido del gusto. Esa primera aparición entre humo de los dos personajes acostados y el piso lleno de hojas otoñales es verdaderamente inolvidable, además del buen sentido musical y sonidos ambientales que enriquecen la obra.

El juego de los jóvenes haciendo el papel de niños, es, a mi punto de vista, muy convincente.

Bien por Esteban ya que en cuanto veo “dirigida y actuada por…” ya fruncí el ceño y es que muy rara vez logro deleitarme con un montaje en donde el director también  actúa.

Felicidades pinches chamacos.
Renato de la Riva